martes, septiembre 16, 2008

Miedo

Cuando terminé de leer Harry Potter 7 una de las muchas sensaciones que me quedaron –orfandad después de miles de páginas, admiración/envidia por la autora, ganas enormes de conocer a los magos adultos- fue el miedo.

No miedo a Voldemort o a algún otro maloso de la serie. Me dio miedo por el desdén que mostró Rowling al matar a medio mundo. Y no sólo a personajes sin nombre, casuales, sino también a personajes muy importantes en la historia. Me pareció innecesario. Tal vez por haberme encariñado con ellos o por ser incapaz de ver el panorama completo –porque el fin último de la serie es la victoria del bien a pesar, me aventuro a decir, de las muertes que esto cueste.

Esto me llevó a pensar en libros y series parecidas, y después en literatura en general, con ese mismo lineamiento: historias en donde el autor mate a personajes entrañables en aras del bien supremo, ya sea un gran final, un giro sorpresivo o simplemente por ser honesto con el desenvolvimiento de la trama. Concluí que es relativamente fácil decidir cuándo muere un personaje, cuándo lo arrincona uno hasta que sucede lo inevitable…y la historia crece, se hace más compleja, más rica.

Pero ¿qué pasa con la vida real? ¿con nosotros? Los accidentes de personas hermosas, el hambre, las tormentosas enfermedades, la guerra…¿son parte de un plan Divino? ¿están justificados? ¿o acaso son muertes (o más grave aún: vidas) inútiles?

Sé que esto es la realidad (ejem, escrita aquí, en una realidad virtual) y aquello es literatura, pero no lo puedo dejar de relacionar. Si me pongo a pensar como personaje, no me gusta sentir que mi vida no sea tan mía y que pueda ser desechada y que mi muerte en algún extraño y retorcido sentido sirva para la historia (¿de mi país? ¿de mi raza? ¿de la humanidad? ¿de mi cuadra?); pero si me pongo a pensar como ser humano real, tampoco me siento tan cómodo pensando que no hay nada más, que no vamos a ninguna parte, que a final de cuentas estamos solos…

Y es entonces que llega el miedo. ¿Cómo enfrentarlo? ¿Cómo dejar de verlo, de sentirlo? ¿Alguien sabe? ¿Me l@ presentan?