martes, septiembre 16, 2008

Miedo

Cuando terminé de leer Harry Potter 7 una de las muchas sensaciones que me quedaron –orfandad después de miles de páginas, admiración/envidia por la autora, ganas enormes de conocer a los magos adultos- fue el miedo.

No miedo a Voldemort o a algún otro maloso de la serie. Me dio miedo por el desdén que mostró Rowling al matar a medio mundo. Y no sólo a personajes sin nombre, casuales, sino también a personajes muy importantes en la historia. Me pareció innecesario. Tal vez por haberme encariñado con ellos o por ser incapaz de ver el panorama completo –porque el fin último de la serie es la victoria del bien a pesar, me aventuro a decir, de las muertes que esto cueste.

Esto me llevó a pensar en libros y series parecidas, y después en literatura en general, con ese mismo lineamiento: historias en donde el autor mate a personajes entrañables en aras del bien supremo, ya sea un gran final, un giro sorpresivo o simplemente por ser honesto con el desenvolvimiento de la trama. Concluí que es relativamente fácil decidir cuándo muere un personaje, cuándo lo arrincona uno hasta que sucede lo inevitable…y la historia crece, se hace más compleja, más rica.

Pero ¿qué pasa con la vida real? ¿con nosotros? Los accidentes de personas hermosas, el hambre, las tormentosas enfermedades, la guerra…¿son parte de un plan Divino? ¿están justificados? ¿o acaso son muertes (o más grave aún: vidas) inútiles?

Sé que esto es la realidad (ejem, escrita aquí, en una realidad virtual) y aquello es literatura, pero no lo puedo dejar de relacionar. Si me pongo a pensar como personaje, no me gusta sentir que mi vida no sea tan mía y que pueda ser desechada y que mi muerte en algún extraño y retorcido sentido sirva para la historia (¿de mi país? ¿de mi raza? ¿de la humanidad? ¿de mi cuadra?); pero si me pongo a pensar como ser humano real, tampoco me siento tan cómodo pensando que no hay nada más, que no vamos a ninguna parte, que a final de cuentas estamos solos…

Y es entonces que llega el miedo. ¿Cómo enfrentarlo? ¿Cómo dejar de verlo, de sentirlo? ¿Alguien sabe? ¿Me l@ presentan?

7 comentarios:

Rana dijo...

Prefiero pensar que estamos solos...no prefiero pensar que alguien maneja mi vida...¡no, que estamos solos!...no...ok ya entendi tu punto...

eV-oL dijo...

justo hace poco en mi clase de inglés tuvimos esa discusión, está cabrón. Yo creo en el destino pero también en la libertad, como si Dios se durmiera por momentos y nos tomáramos licencias para manejarnos. Sí creo que somos personajes, si no de un dios, de algo más grande.

Maria Luna dijo...

muchas personas a mi alrededor, últimamente, manifiestan que mueren de miedo. yo me uno. ¿será que el miedo ya se comió al mundo? ¿estaremos en la barriga de la ballena?
estos posts se agradecen, pero es tu bló, como tú dices.
a mí me dio miedo la saga cuando murió Cedric, porque era completamente inocente,no tenía nada que ver en la lucha, y murió simplemente porque se interpuso de forma accidental entre las fuerzas en oposición. sesenta millones de pobres se parecen tanto a Cedric...

pispiration dijo...

Tranquila María Luna, pronto regresará como el vampiro Edward.

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Saludos!!

La imaginacion desplaza a la reamidad la unica que nos puede aniquilar.

Sor Juanais dijo...

con todo respeto...que mamila se ha vuelto!!! fue un error de dedo nomás...gracias por avisar de todas maneras. saludos.

La Hija del Don dijo...

Yo leí un fanbook del 7 y me enojé pero ya después me contaron lo que pasaba y pueeees... digamos que no a todos les gustó el final.

Eso de que hubiera matado a medio mundo, como que no es de mucho extrañarse, lo venía haciendo desde el 5 y si además le sumamos la guerra = muertes.

Saludos