miércoles, noviembre 14, 2007

El Síndrome Foforof


Catálogo Absoluto de las Enfermedades
Tomo XXVIII
Sección 79: Enfermedades Extrañas
79f: Con poco o nulo registro médico
Página 160

El síndrome Foforof fue propuesto en 1917 por Ivan Foforof, científico ruso, hijo no reconocido de Rasputín, nacido en 1889 y desaparecido el mismo año de su descubrimiento.

Foforof cuenta en su diario, rescatado por un bolchevique durante la Revolución, que ha encontrado una serie de síntomas únicos que sin duda reflejan una enfermedad que nadie percibe pero que siempre ha estado ahí.

Desafortunadamente las anotaciones de los síntomas se han extraviado, y no es hasta años recientes que el síndrome ha vuelto a ser nombrado en círculos médicos por razones por todos conocidas.

Foforof acudió poco antes del estallido de la Revolución, en septiembre de 1917, a la junta médica de Europa Oriental para exponer su tesis, con un documento de 956 fojas, hoy también extraviado. Nadie en la junta lo tomó en serio. Fue la última vez que se le vio.

Tiempo después todos los miembros de la junta médica desaparecieron también. Después de la Revolución los registros son confusos.

No se habló del Síndrome hasta que se presentaron desapariciones espontáneas en poblados del Mediterráneo. Los autos se manejaban solos hasta despeñarse, la ropa flotaba unos instantes antes de caer.

La comunidad científica se vio desafiada. Todos en el mundo buscaron respuestas, hasta que un profesor lituano encontró las anotaciones de Foforof entre las cosas de su tío abuelo.

El contenido completo del diario no se conoce, pero la enfermedad que Foforof explica que quien sepa lo suficiente de su propia enfermedad, desaparecerá. Y la forma de contagio de la enfermedad es la sola mención.

Esto hizo surgir muchas preguntas: ¿Quién comenzó el contagio? ¿O la gente ha desaparecido siempre? ¿Por qué no lo notamos? Esta Enciclopedia menciona a Foforof, ¿desaparecerá? ¿sus autores también? ¿sus lectores?

***NOTA: No confundir con la fórmula Forofof, su acrónimo, propuesto por Vladimir Forofof, quien detalla el antídoto del Síndrome Foforof: Tomar 250 miligramos d

4 comentarios:

Maria Luna dijo...

jajaja
muy bien, mucho muy bien

estás de vuelta

Anónimo dijo...

Cualquiera que fuese capaz de verse a sí mismo, moriría en el mismo instante. Yo conocí a Foforof, un fufurufo cualquiera que se dio cuenta de su pequeñez hasta que desapareció. Me evaporé cuando lo nombré pero recordé que la receta era olvidarme de mi esencia y de la enfermedad para encajar de nuevo en esta dimensión enfermiza, en este planeta de seres sólidos vestidos de apariencias, de ideas volátiles, y egos corpóreos. El amor, dicen, es otra enfermedad que nos hace livianos e invisibles ¿tendrá algo que ver?

Urmila Grushenka Bakhtina

Maria Luna dijo...

Foforof el fufurufo es un vil plagiador... Quien dijo que cuando te ves desapareces fue Freud, ni más ni menos.

Sigira Sedespetronka


(lol)

pispiration dijo...

¿vil?

No sé de qué hablas, María Luna, pero en todo caso,

BIENVENIDA A LA FICCIÓN