lunes, julio 02, 2007

La Mitad.

El mes de julio siempre me ha gustado.
Dudo tener muchos lectores sudamericanos, pero les explico: en México las vacaciones de verano y los fines de cursos comienzan –o continúan- este mes. La mitad del año ha pasado y para mí eso inexplicablemente me hace sentir menos calor.
Cuando estaba en la escuela lo tenía más presente, pero casi todos mis julios han representado cierre y comienzo de ciclos.
Julio de este año no quedó atrás. Renuncié a la jefatura de información de un par de revistas, digamos, alternativas. Eso fue un viernes, el siguiente lunes entré a otra revista. El puesto es menor y la publicación es mucho más fresa, pero estoy feliz. Cuando haya asimilado ambas experiencias, lo publicaré aquí. Mientras tanto, como estoy feliz pues el blog también lo estará. Tengo mucho qué contar y espero tener la energía para escribirlo –porque eso sí: ¡Ah, qué trabajo cuesta conseguir trabajo y qué trabajoso es trabajar!

Y sí, tal vez adivinaron: en julio cumplo años. El 27 habré vivido un cuarto de siglo. Se aceptan regalos y comentarios de felicitación.

1 comentario:

ira dijo...

Ei, tengo un regalito para ti este 27. Veámonos, te escribo. Abrazo fuerte. Me gustó eso de la carta chingao.