sábado, mayo 19, 2007

Nuestra casa es inmensa.
Tiene mil trescientas habitaciones e igual número de baños. Por fuera sólo tiene cuatro ventanas.
La sala de nuestra casa es tan grande que para cruzarla me tardo un día entero. Tiene tres sillones.
En la chimenea caben troncos tan gruesos que siguen fríos mucho rato después de haberse encendido.
A veces tenemos visitas. Hemos recibido incluso a miles, y aunque nuestra casa tenga muchos cuartos, preferimos dormir apretaditos.
Por las noches hacemos grandes banquetes. En nuestra cocina gigante preparo deliciosos platillos, y ya entrado en copas, les pido a mis invitados que se queden a vivir con nosotros. Ellos brindan por mí y alaban mi grandeza.
Yo, honesto jefe de familia, me limito a decir: "Así somos los Samsa: humildes y generosos."
Y mis huéspedes, felices y agradecidos, me aplauden con sus seis patas.

5 comentarios:

Maria Luna dijo...

bien, muy bien...

la intertextualidad siempre se agradece.

sòlo que (ya sabes còmo soy yo, no todo es miel sobre hojuelas):

la ùltima frase tiene un excedente, debes dejar "con todas su patas" o "con sus seis patas", pero no "con todas sus seis patas"...

me gustò bute

besitos correctores

Maria Luna dijo...

fe de erratas

donde dice bute debe decir buten

pispiration dijo...

Gracias a Lucy y María Luna por sus comentarios. Tenían mucha razón, así se lee y escucha mejor.

Maria Luna dijo...

Junto a cada gran hombre hay una gran mujer (y decía Elena Garro que detrás de ella, un gran gato).

Anónimo dijo...

DESPUÉS DE UNA EXPLICACIÓN QUE SONÓ A REGAÑO, SÓLO PUEDO DECIR QUE:
NO HE LEÍDO LA METAMORFOSIS, ASÍ QUE NO TENGO REFERENCIA INTERTEXTUAL, PERO DE TODOS MODOS ME ENCANTÓ.

YURI