jueves, enero 04, 2007

Viejo texto para este nuevo año
.
.
.
"Carta" (México, noviembre de 2001)
.
.
.
Cuando me pediste que fuera a los manantiales de los Alpes y te llevara un vasito de agua hasta tu cama, yo te la llevé con un resfriado polar y te pregunté por qué querías el agua sólo de allá. Tú me contestaste: “Es que, obviamente, tú nunca has tenido sed real.”

Cuando me dijiste que te encantaban los cachorros de tigre, yo te conseguí uno, con una venda cubriéndome medio cuerpo a causa de un rasguño casi mortal, y te pregunté por qué los preferías sobre todos los demás animales. Tú me respondiste: “Es que, obviamente, tú no has encontrado tu lado astro-espiritual.”

Cuando te llamé por teléfono, te descubrí llorando y me rogaste que fuera contigo porque me necesitabas. Y yo dejé todo, incluso aquella entrevista para la beca, por estar junto a ti. Te abracé y consolé, preguntándote qué razón te había hecho llorar, tú me contestaste: “Es que, obviamente, tú nunca has sentido la verdadera tristeza.”

Cuando me pediste con toda la coquetería del planeta que te diera un ramo de estrellas, yo me desvelaba noches enteras intentándoselas robar a la Noche en algún descuido, y cuando te ofrecí el ramo, tú me dijiste que ya no lo querías. Yo te pregunté por qué no. Me contestaste: “Es que, obviamente, tú nunca vas a comprender a las mujeres.”

Cuando comenzaste a caminar hacia el Oriente, te topaste conmigo. Yo no te pregunté nada, pero tú me pediste que lo hiciera: "¿A dónde vas?" Tú respondiste: “Voy al fin del mundo...ven, acompáñame”. Y yo te obedecí sin cuestionar nada, pero a ti se te antojó decirme: “Es que obviamente tú no me conoces.”

Cuando finalmente, a los dos siglos de caminar, viste mi sombra perdida entre el atardecer, siguiéndote en silencio, notaste mi existencia, y extrañada, diste la vuelta y me preguntaste: “¿Por qué has estado haciendo todo esto por mí?” Yo, empapado de desilusión, te dije: “Obviamente, nunca has estado enamorada”.


No cambié de rumbo, sin embargo.

7 comentarios:

*Gina Halliwell* dijo...

Buaaaah...
Voy a llorar, Pablito...
EXCELENTE TEXTO!!!

GinaHalliwell.com

pispiration dijo...

Muchas gracias querida colega. Es un honor que visites estas tierras, y lo es más que te haya gustado un texto mío. Saludos.

*Gina Halliwell* dijo...

¡Hey!!!
Vengo de rápido para avisarte que...¡ta tan!!!
Este sábado 13 de Enero estaré en una entrevista y lectura en EarWaxFM, radio por Internet! de 6 a 8pm, conéctate a www.earwaxfm.com.mx para escuchar textos nuevos que estoy preparando, y leeré en exclusiva una entrevista que me dio DJ Solar, de la productora Deliria, sí, la de las espectaculares decoraciones psicodélicas...
Más info en mi website :OP jajaj.
¡Nos estamos leyendo!!!

GinaHalliwell.com

Maria Luna dijo...

sabes?
acabo de terminar una relaciòn larga he importante y no habìa podido sentarme a llora mi duelo
... o no habìa querido...
pero leì tu post y llorè
no sè si maldecirte o darte las gracias
lo extraño es que parece que llegas con tus letras desde tu lejanìa pero parece que estuvièramos protagonizando en paralelo la misma pelìcula...
como nino y amelie cuando de niños mandan señales con los espejos...
el punto es: crees en las horas astrosas??? yo sì

Anónimo dijo...

La fecha de la carta siempre me tranquilizó.
Escribes muy bien sobre todo. Pero sobre todo sobre las mujeres que se van.

pispiration dijo...

No escribo sobre mujeres que se van. escribo lo que reverbera porque quiere salir y si no sale exploto. Sí, esta carta es de hace muchas vidas y en teoría pertenecía a una ficción. Pero geiseró de mi memoria y apenas me doy cuenta que no era tan malo.

Anónimo dijo...

ya sabes que adoro lo que escribes. este en particular cumplió con el cometido de todo escritor: hacer que los lectores sientan lo que el autor quiso dar a conocer. si que me removiste las fibras de mi corazoncito de melón. te quiero che mono, aunque me critiques.