lunes, agosto 31, 2009

Sobre Synecdoche, New York

Y de repente soy un actor que representa a Charlie Kaufman que me representa a mí y a todos los que decimos escribir.

Y de repente estoy ahí, inflando El Proyecto, La Novela, Mi Proyecto-de-vida, que crece aquí adentro y crece y crece pero afuera es un páramo.

Y ya no estoy en el cine viendo la película ni en la película mirando de frente a Philip Seymour Hoffman que se parece a Capote, debe serlo porque está casado con la Maxine de John Malkovich que también es Harper Lee. Pero entonces ¿quién soy? ¿El que se parece a Larry David o la mamá –que ya debe ser abuela- de Winona Manos de Tijera?

Ya sé: soy el actor sobreactuado y el escritor sobrescrito que tira un chingo de netas cuando se disfraza de sacerdote en un funeral de sí mismo, que al parecer es una simple re-re-re-representación.

Y se encienden las luces y soy yo mismo de nuevo, Eve a mi lado y muchas preguntas y reproches nuevos adentro de mí. Espero contestar a todas.