domingo, febrero 03, 2008

Tragedia



Ansiaba tanto tener un iPod que vendió sus pulgares para comprar uno.
Pero ya no pudo darle vueltas a la ruedita.





.