viernes, octubre 31, 2008

El Zoológico Porno

(Ejercicio 2, III)

Le cuento mis sueños y mis deseos. El psicólogo me ve con recelo. Uno, seis, diez minutos en completo silencio. Siento que quiere decirme un secreto, pero no se decide. Por fin, lo dice.

Me describe un centro de experimentos, no lejos del consultorio. Restringido, exclusivo. Él es miembro. Con un pliego de instrucciones dejo el edificio, de noche.

Me emociono. Troto, corro. Veo el punto preciso donde he de cumplir lo convenido en el pliego. Un sereno me inquiere. Yo contesto todo. Consigo el ingreso.

Un sendero oscuro. Lo recorro prudente y nervioso. Escucho sonidos huecos, roncos. Todo es lóbrego y sin luz.

Metro con metro los sonidos se robustecen. Primero suspiros, y luego rugidos. Rugidos de dolor, trémulos. Fuerzo mis ojos y percibo contornos, pelos. Siento convulsiones de miedo: los seres son libres, y huelen mi miedo.

Recibo olisqueos y succiones en todo mi cuerpo. Pierdo el miedo. Me excito. Me involucro.

Beso, estiro, toco, gemimos, tiento, chupo, grito, mordemos, tiemblo, empujo, mimo, rozo, penetro…

Por todos los pelos en mi rostro, toso. Un león confunde mi tos por un rugido y responde. El oso disiente, y muerde. Todo se vuelve violento. Yo, en medio del enredo, pierdo el pellejo…y el vigor.

Entre los dientes distingo un foco rojo. Un dispositivo nos ve. Nos oye. Nos retiene. Y entre gruñidos escucho el murmullo divertido de mi doctor, quien junto con otros cien concurrentes desde un vidrio me ve. Todos llenos de regocijo, de gozo.

Cometa

Ya salió desde el mes pasado el número 11 de la revista Cometa.

En medio hay un cuento que me salió buenísimo, con ilustraciones asombrosas; se trata de dos hermanos y un viaje en el tiempo.

Queda hecha la recomendación de ir al Sanborns y comprarla. Está en la sección de (revistas de) videojuegos. Gracias.

lunes, octubre 27, 2008

Ejercicio 2 (II)

Vienen de Júpiter


“Júpiter tendrá una pareja de descendientes miles de lunas después” dictaba la hechicera. “En un lugar allende el mar, de culturas perdidas de pirámides y serpientes. Minerva nunca aceptará su maternidad, aunque la similitud será innegable… La descendencia sabrá de su padre, a pesar de apellidarse Gutiérrez.”

“Respetad nuestra sangre” será siempre la misma cantaleta de Venus y Marte Gutiérrez, “descendientes de Júpiter”.

“Desde la primaria presumirán su sangre azul, ya frente la institutriz, ya en las gradas de alguna pista. Venus crecerá agraciada; Marte será una desgracia antiestética.

“Venus tendrá centenares de pretendientes, que buscarán a sus padres para una fe de nupcias, mas ella nunca será capaz de citar a Júpiter, siempre en tareas más abstractas. Así que ella será célibe hasta el fin de su vida.

“Marte sacará utilidad de su ascendencia y será un as de la guerra: buen atleta, excelente militar, sublime litigante…sin mujer.

“La ausencia de ternura dejará heridas intensas en Venus y Marte. Venus, desesperada, se cercenará las extremidades y su padre la castigará: será piedra para siempre, musa de artistas que habrán de existir en miles y miles de lunas.

“Y Marte culpará su fealdad en el desinterés de sus padres, así que asesinará a cualquier padre que vea frente a sí, hasta que Júpiter haya de intervenir: perecerá en la vanguardia de un ataque en Irak.

“Así”, platicaba la hechicera, “Júpiter perderá cualquier esperanza en la humanidad, y finalmente le cederá la libertad. Íntegra, universal”

Y la hechicera callaba, mas iniciaba nuevamente su leyenda futura mientras llegaba más y más gente a escuchar. Gente que se aliviaba de saber que algún día una parte de sí sería finalmente libre. Y la hechicera sutilmente pasaba una talega, que se llenaba de metal en un santiamén.

domingo, octubre 26, 2008

Post al estilo Plaqueta sobre un post de Plaqueta

El otro día andaba hurgando en los posts anteriores de Plaqueta cuando me encontré con éste:



Y me di cuenta de que la foto hablaba más allá de lo evidente:



Me puse a pensar holgadamente y ¡por fin! di con el mensaje oculto:

¡Hay un Juanín escondido en el hocico del Burro de Shrek!

Bueno ese fue mi pastiche de Plaqueta...(¿o debo decir...postiche?)

Un momento...esto no es en nada parecido a Plaqueta:

¿Dónde están mis doscientos comentarios?

jueves, octubre 23, 2008

Ejercicio 2, taller de cuento fantástico (I)

En esta ocasión Ricardo Bernal y Doris Camarena encargaron a los talleristas escribir tres cuentos, y en cada uno de ellos omitir algo. No digo qué para que los (tres) lectores de este blog no se fijen en eso sino en la historia. El título lo dieron ellos así que aquí va el primero.


Las Brujas Putonas


“Amarramos tu amor. Garantía absoluta.” La brujas Vicky y Sandy, mississippianas migradas, ansían público y van al aviso oportuno. Pagan la cuota. Dictan a Juan. Dificultad: sólo hablan su idioma y Juan sólo capta lo básico. Vicky dicta: “Witch”. Juan, confundido, anota la traducción a “Bitch”. Así lo publica.

Llamadas, muchas llamadas. Vicky y Sandy, ansiosas, citan al usuario inaugural. Un gordo núbil, ansioso igual…o más.

“¿Sí?” Vicky consulta. Domina pocas palabras latinas. Su voz, oscura y dócil, basta para la culminación y satisfacción. Así con todos los usuarios. Todos pagan más. Vicky y Sandy vigorizan sus bolsillos ignorando la causa.

Tras un rato, la rutina harta. Vicky y Sandy son brujas. Sus conjuros alborotan sus manos y sus ollas. Dictaminan una acción jocosa: No hablar, sino dar un licor para agrandar la…virilidad.

Llamadas, muchas más llamadas. Ricas y famosas, Vicky y Sandy van a programas radiofónicos, instalan una sucursal por colonia, compran un banco. Pronto no hay usuarios: todos han cumplido sus fantasías.

Poco a poco los fondos las abandonan. La crisis no ayuda. Vicky y Sandy, agotadas, cambian su giro.

Van al aviso oportuno. Juan no ha asimilado ni su propio idioma. Anota “brujas” y no “masajistas”.

Los usuarios miran los mimos como conjuros, y olvidan su tribulación. Mitad brujas mitad putas, Vicky y Sandy transforman a cada comprador: un burro con alas, un pájaro filósofo, un koala amarillo. Todos, claro, con su virilidad agrandada.

La justicia inmoviliza todo. Vicky y Sandy arriban a prisión. Tras la computadora, Juan, burócrata novato. Quita cargos, olvida todo.

Con gratitud, Vicky y Sandy conjuran a Juan. Ahora andan por la India, cultivando su capacidad como brujas y como putas; y Juan ha adquirido fama: como Don Juan acaparó al público no masculino.

lunes, octubre 20, 2008

Diez del Twitter

Celebrando mis cien actualizaciones en mi perfil del Twitter, donde se puede poner cualquier cosa en no más de 140 caracteres, aquí estás las diez que más me gustan.

9:40 AM Jun 13th:
La lluvia balconea a la ciudad. Enseña sus charcos, sus protuberancias. Por eso los chilangos siempre brincamos: no hay suelo parejo.

2:21 PM Aug 20th:
Pregunta-respuesta palíndroma: -¿cómo estás? -harto harto. - ¿y qué quieres hacer de tu vida? - otra otra.

10:19 AM Sep 19th:
Si fuera ropa sería un desastre de sastre.

11:36 AM Sep 22nd:
¿Qué se hace con la vida entre el momento en el que te cae el veinte y el momento en el que se te acaba el veinte?

11:24 AM Sep 27th:
¿Cómo le hacían con los Seis Grados de Separación en los tiempos de Adán y Eva? ¿contaban a los animales?

10:47 AM Sep 30th:
Los dos cedieron y luego los dos se dieron.

11:13 AM Oct 6th:
Considérese a la Tierra como un adolescente: sus barros, los volcanes; su potencial emo, los mares; sus ideas suicidas, los hombres.

4:41 PM Oct 10th:
Lo ves y no, al vecino.

3:18 PM Oct 16th:
Era un actor desempleado hasta que, vestido de traje y despeinado, cobraba sus caras de frustración a los fotógrafos de la Bolsa.

10:35 PM Oct 11th:
¿Cómo pronuncian las calaveras la letra m?

jueves, octubre 16, 2008

Ejercicio 1, taller de cuento fantástico


En el taller de Ricardo Bernal y Doris Camarena dejaron de tarea hacer un texto de una cuartilla que incluyera diez palabras obligatorias. No digo cuáles para que la atención de los (tres) lectores
que tiene este blog caiga en donde yo quiero que caiga, jojojo.

El texto que entregué está menos trabajado que este, y me hicieron observaciones atinadas sobre el final. No le había puesto título pero creo que puede llamarse...





Comala


Llegamos a la ciudad que tenía más pinta de pueblo por direcciones del libro de turismo. Yo nunca había depositado tanta confianza en algo así pero ella insistió. “Tú, al contrario del resto del mundo, si lo ves impreso le restas veracidad.” Yo pude haberle contestado que ella actuaba igual en otros aspectos, pero no me atreví, pues había organizado el viaje sólo para ella, para que me volviera a ver con ojos de amor. Después de la cirugía no llegaba a reconocerme.

Era domingo, era hora de la merienda. Acababa de llover y el sol apartaba perezosamente las nubes negras de su lugar. El calor era tan húmedo que el arco iris se derritió un instante después de aparecer. La búsqueda del único hotel recomendado en la guía tardó el doble porque las calles estaban desiertas, sin nadie que diera razón. Mi mochila me parecía un saco lleno de piedras. Yo llevaba el equipaje de los dos: la cirugía a ella apenas le había permitido viajar.

El encargado apareció quince minutos después de que nosotros tocamos el timbre de la recepción. Proyectamos estar un par de noches para llegar al mar máximo el lunes. Él me ignoraba completamente, estaba muy ocupado mirando con morbo la gasa de mi amada. Fijó una tarifa, barata por cierto. El cuarto era enorme, con dos camas, techos altos y ventanas a una calle muy bonita, con adoquín y farolas negras.

Salimos en la noche y nos sorprendió el hormiguero de gente que era la plaza principal. Al parecer era la fiesta de algún santo, pues había puestos de feria y juegos pirotécnicos. Todos, incluso los niños, se veían eufóricos, quizá demasiado. Ella se midió con el alcohol, pero yo dejé de contar en la octava cerveza. Recordamos con risas que nos habíamos conocido en una fiesta parecida, y que nuestros mejores momentos siempre fueron los festivos. Su mirada no era de amor, era más de nostalgia. En la madrugada me quedé dormido sobre un caballo de carrusel.

Entre sueños sentí la brisa de la mañana y la prisa de los pueblerinos por regresar a sus casas. La luz del sol me deslumbró como guillotina y no supe más hasta la hora de la merienda, cuando fui al hotel a buscar a mi amada. Nadie abrió la puerta así que doblé la esquina.

Ella me miraba desde la ventana. Un hilo de sangre corría detrás de su oreja. Se le habrán reventado los puntos. Sus ojos estaban llenos de amor y no pude más que llenarme de alegría, la misma que comenzaba a escuchar en las calles del pueblo. Mientras corría al carnaval, me prometí escribir a la guía para agradecerles la recomendación.

jueves, octubre 09, 2008

Sobre la reencarnación y el calentamiento global

Inicio con la idea, tan vieja como el hombre, de que el alma de uno viene de una muerte anterior y es parte al mismo tiempo de una vida siguiente, hasta alcanzar un elevado nivel de conciencia.

Continúo con la historia de la humanidad. Primero una pareja, después unos cuantos, más y más y ahora somos más de seis mil millones.

Me detengo y me pongo a pensar: ¿siempre hemos sido seis mil millones de almas? Bueno, aparte de los iluminados, que seguramente son como 17. ¿De dónde salen seis mil millones de almas recicladas?

Me respondo: del reino animal. Tú fuiste un tigre, ella un dinosaurio, yo un grillo.

Enseguida reafirmo lo anterior si le añado una variable: el calentamiento global. Mientras la tecnología humana avanza, decenas de especies se extinguen. Así la balanza de almas se mantiene: más humanos, menos animales para reencarnar en ellos.

Ya que me expliqué el pasado, me asomo al futuro: seremos más, no hay duda de eso. Y habrá menos animales y nuestras almas quedarán encerradas en el umbral de la muerte, hasta que deban tomar una decisión: o 1) se dividen, cosa teológicamente imposible, o 2) se van a las bacterias y virus para matar a media humanidad, que reencarnará a su vez en quién sabe qué, o 3) voltearán sus ojos (¿tienen ojos?) por primera vez al producto del hombre: la máquina.

Las cosas inanimadas serán anfitrionas de almas a medio camino de la evolución del espíritu. ¿Se moverán? ¿tendrán consciencia? ¿cómo actuarán frente a los humanos sobrevivientes?

Y entonces, después de no ser capaz de responderme estas últimas preguntas, evito matar esa molesta mosca, reciclo mi basura, soy amable con la vecina.

lunes, octubre 06, 2008

Meme

Nunca había publicado un Meme en mi blog, pero no puedo negárselo al Gran Mario Monroy.
Estas son las "reglas":

1.- Poner las reglas en el blog. 2.- Compartir seis cosas que me gustan y seis que no. 3.- Elegir seis personas al final y poner los enlaces a sus blogs. 4.- Avisar a estas personas dejando un comentario en sus blogs.

ME GUSTA:

1. Escribir. Para niños. Soy la neta.
2. Ir a donde voy cada jueves. Lastima, pero cura.
3. La pizza, los chilaquiles y los tacos al pastor, en todos los órdenes posibles.
4. El sol de la ciudad en otoño e invierno. Quita el frío pero no molesta.
5. La colonia en donde vivo, a pesar de las cacas de los perros.
6. La colonia en donde trabajo, a pesar de una que otra pose.

NO ME GUSTA:

1. Desvelarme. Soy medio abuelito.
2. La lluvia cuando acabo de salir.
3. Mi desesperante forma de ser.
4. El nopal. Es baba dura.
5. La tele abierta. Es vergonzosa.
6. El metro a la hora en la que salgo.

Creo que eso es todo. Invito a:

- Lucía, aunque esté en España; su espacio es íntimo y divertido
- Nora, que está de estreno y aunque ya no me linkee
- Diana, mi jefa que tiene un tono muy bonito y que a veces me hace llorar
- Liz, nueva amiga pero como si la conociera de años
- Ale Nevárez, compañera de viajes y de posts
- AnaSella, que postea cada tres meses pero es contundente

Y ya.

Travesías



Compren y lean el número 80 de la revista Travesías. Está bueno.